Slime con pasta de dientes y azúcar: la combinación perfecta

¿Eres fanático de los slimes y te encanta experimentar con diferentes ingredientes para crear el slime perfecto? Si es así, ¡tenemos una combinación que te va a encantar! En este post, te mostraremos cómo hacer slime utilizando pasta de dientes y azúcar, una mezcla sorprendente que te dará resultados increíbles.

¿Cómo se hace el slime con azúcar?

Para hacer slime con azúcar, necesitarás champú y azúcar como ingredientes principales. El champú actuará como una base para crear la textura pegajosa y el azúcar le dará una consistencia más espesa.

El primer paso es verter el champú en un recipiente de plástico. A continuación, añade una cucharadita de azúcar y mezcla bien. Notarás que el champú tomará una consistencia más espesa de forma inmediata. Si aún no tiene la textura de slime deseada, sigue añadiendo más azúcar y mezcla hasta obtener la consistencia deseada.

Una vez que hayas logrado la consistencia deseada, coloca el recipiente en el congelador durante al menos dos horas para que el slime espese aún más. Esto ayudará a que el slime se vuelva más elástico y divertido de jugar.

Recuerda que el slime hecho con azúcar puede ser pegajoso, por lo que es importante manipularlo con las manos limpias y lavarlas después de jugar. También es recomendable guardarlo en un recipiente hermético cuando no se esté utilizando para mantenerlo fresco y evitar que se endurezca.

¿Cómo se hace el slime de la manera más fácil?

¿Cómo se hace el slime de la manera más fácil?

La forma más fácil de hacer ‘slime’ es siguiendo unos sencillos pasos. Primero, necesitarás dos cucharadas de cola sintética blanca que deberás colocar en un recipiente de plástico. A continuación, añade tres gotitas de colorante a la cola y mezcla bien.

En otro recipiente aparte, combina dos cucharadas de detergente líquido con una cucharada de agua. Remueve esta mezcla hasta que esté bien integrada. Finalmente, vierte el detergente líquido en el recipiente con la cola y mezcla todo hasta obtener una textura viscosa y elástica, es decir, el ‘slime’.

Recuerda que puedes experimentar con diferentes colores de colorante y agregar otros ingredientes como purpurina o aromas para personalizar tu ‘slime’ a tu gusto. ¡Diviértete jugando con tu nueva creación!

¿Qué se necesita para hacer un slime casero?

¿Qué se necesita para hacer un slime casero?

Para hacer un slime casero, necesitarás algunos ingredientes básicos que seguramente ya tienes en casa. Los ingredientes principales son champú y azúcar. Puedes usar cualquier champú que tengas en casa, preferiblemente uno que no sea demasiado líquido. También necesitarás azúcar común, que ayudará a darle la textura deseada al slime.

El primer paso es verter el champú en un recipiente de plástico. Luego, añade una cucharadita de azúcar y mezcla bien. Si el slime todavía está muy líquido, puedes seguir añadiendo más azúcar hasta que tenga la consistencia deseada. Recuerda que la cantidad exacta de azúcar puede variar dependiendo del champú que estés utilizando.

Una vez que hayas logrado la textura de slime deseada, puedes colocar el recipiente en el congelador durante al menos dos horas para que espese. Esto ayudará a que el slime sea más firme y más fácil de manejar. Después de este tiempo, saca el recipiente del congelador y tu slime casero estará listo para jugar.

¿Qué se puede usar como activador para el slime?

¿Qué se puede usar como activador para el slime?

Para hacer slime, se necesita un activador que ayude a convertir el pegamento en una sustancia pegajosa y elástica. Hay varias opciones que se pueden utilizar como activadores para el slime, pero uno de los más comunes es el líquido mágico de Elmer. Este líquido es una solución de bórax diluido que ayuda a unir las moléculas del pegamento y crear la consistencia deseada del slime.

Para utilizar el líquido mágico de Elmer como activador, simplemente se debe mezclar con el pegamento de Elmer en una proporción adecuada. La cantidad de activador necesaria depende del tipo y cantidad de pegamento utilizado, por lo que es importante seguir las instrucciones del fabricante para obtener los mejores resultados. Una vez que se mezclan el líquido mágico y el pegamento, se debe amasar la mezcla durante unos minutos hasta obtener la consistencia deseada del slime.

El líquido mágico de Elmer es una opción popular como activador para el slime debido a su facilidad de uso y disponibilidad en muchas tiendas. Sin embargo, también se pueden utilizar otros activadores como solución de bórax, solución de lentejas de contacto, bicarbonato de sodio mezclado con agua, entre otros. Cada activador tiene sus propias propiedades y puede producir resultados ligeramente diferentes, por lo que es importante experimentar y encontrar el activador que funcione mejor para cada persona.

Scroll al inicio