Microondas de acero inoxidable: durabilidad y estilo en tu cocina

El microondas se ha convertido en un electrodoméstico indispensable en nuestras cocinas. Nos permite calentar y cocinar alimentos de manera rápida y eficiente. Pero además de su funcionalidad, también queremos que este electrodoméstico se vea bien en nuestra cocina. Es por eso que los microondas de acero inoxidable son una excelente opción.

El acero inoxidable es conocido por su durabilidad y resistencia a la corrosión, lo que garantiza que nuestro microondas nos durará por mucho tiempo. Además, su acabado brillante y elegante le da un toque de estilo a nuestra cocina.

En este post te presentamos una selección de los mejores microondas de acero inoxidable del mercado. Analizaremos sus características, ventajas y desventajas, así como su precio y disponibilidad. ¡No te lo pierdas!

¿Qué materiales no se pueden meter en el microondas?

Además de los recipientes metálicos y de papel de aluminio, hay otros materiales que no se deben meter en el microondas debido a que pueden causar daños al aparato o incluso ser peligrosos. Algunos de estos materiales son:

  • Plástico no apto para microondas: no todos los tipos de plástico son seguros para usar en el microondas. Algunos plásticos pueden derretirse, deformarse o liberar sustancias tóxicas al calentarse. Es importante verificar que el recipiente esté etiquetado como seguro para microondas antes de usarlo.
  • Vidrio no resistente al calor: algunos tipos de vidrio no son adecuados para el uso en microondas, ya que pueden romperse o astillarse al calentarse. Es importante asegurarse de que el vidrio utilizado sea resistente al calor antes de introducirlo en el microondas.
  • Papel de periódico o papel de cocina: el papel de periódico y el papel de cocina suelen contener tintas y productos químicos que pueden transferirse a los alimentos cuando se calientan en el microondas. Es mejor utilizar papel apto para microondas o platos de vidrio o cerámica para calentar los alimentos.
  • Bolsas de plástico: las bolsas de plástico no deben meterse en el microondas, ya que pueden derretirse o quemarse, liberando sustancias tóxicas en los alimentos. Es mejor utilizar recipientes de vidrio o cerámica para calentar los alimentos.

¿Qué tipo de platos se pueden meter en el microondas?

¿Qué tipo de platos se pueden meter en el microondas?

En el microondas se pueden meter una gran variedad de platos siempre y cuando estén fabricados con materiales aptos para su uso en este electrodoméstico. Algunos ejemplos de platos que se pueden calentar en el microondas son:

  • Moldes de plástico o silicona especialmente indicados para cocinar al microondas: por ejemplo, los que encontrarás en nuestra tienda online. Estos recipientes son muy resistentes ¡prácticamente irrompibles! Y además, también te sirven para el horno.
  • Vasos y tazas de cerámica o porcelana aptos para microondas. Es importante asegurarse de que no contengan adornos metálicos o dorados, ya que estos pueden causar chispas en el microondas.
  • Platos de vidrio resistente al calor. Estos platos son ideales para calentar alimentos en el microondas, ya que no se deforman ni se rompen con facilidad.
  • Bolsas de vapor. Son bolsas especiales que permiten cocinar alimentos al vapor en el microondas de una manera rápida y sencilla.

Es importante leer las instrucciones de los fabricantes y asegurarse de que los platos sean aptos para su uso en el microondas antes de introducirlos en él. De esta manera, podremos disfrutar de platos calientes y deliciosos de forma segura y sin dañar el electrodoméstico.

¿Dónde no se debe colocar el microondas?

¿Dónde no se debe colocar el microondas?

Además de evitar colocar el microondas en un lugar donde se reduzca la luz natural, también es importante no ubicarlo cerca de fuentes de calor como estufas o radiadores. El calor excesivo puede afectar el funcionamiento del microondas y reducir su vida útil. Además, es recomendable mantener una distancia mínima de 10 centímetros entre la parte trasera del microondas y la pared para permitir una adecuada ventilación y evitar el sobrecalentamiento.

Otro aspecto a tener en cuenta es la altura a la que se coloca el microondas. Lo ideal es situarlo a una altura cómoda para su uso, evitando que esté demasiado alto o demasiado bajo. Si se coloca en una posición demasiado alta, puede resultar incómodo y peligroso al tratar de alcanzar alimentos calientes. Por otro lado, si se coloca demasiado bajo, puede resultar difícil de acceder y puede ser un obstáculo en la cocina.

¿Cómo saber si un bol es apto para microondas?

¿Cómo saber si un bol es apto para microondas?

Para saber si un bol es apto para microondas, es importante tener en cuenta el material del que está hecho el recipiente. Los recipientes de vidrio convencional se pueden usar en el microondas siempre y cuando la temperatura no alcance o supere los 100ºC. Si se supera esta temperatura, existe el riesgo de que el vidrio se rompa debido a la expansión térmica. Por lo tanto, es importante utilizar este tipo de recipientes a temperaturas más bajas o utilizarlos para calentar alimentos de forma gradual.

Por otro lado, los recipientes de vidrio templado son aptos para el microondas sin restricciones. Este tipo de vidrio es tratado térmicamente para mejorar su resistencia y puede soportar altas temperaturas sin romperse. Además, los recipientes de vidrio templado también se pueden utilizar en el horno, lo que los convierte en una opción versátil y práctica para calentar y cocinar alimentos.

Scroll al inicio