Legumbres sin piel: una opción práctica y deliciosa

Si eres fanático de las legumbres pero no tienes tiempo para pelarlas una por una, ¡tenemos la solución perfecta para ti! Las legumbres sin piel son una opción práctica y deliciosa que te permitirá disfrutar de todos los beneficios nutricionales de estos alimentos sin tener que pasar horas en la cocina.

¿Qué pasa si le quito la piel a las lentejas?

Si le quitas la piel a las lentejas, estarás utilizando una variedad específica llamada lenteja amarilla pelada. Esta variedad de lenteja es tradicional de Castilla y se caracteriza por tener la piel removida, lo que la hace más fácil de digerir y más rápida de cocer. Además de su textura suave, la lenteja amarilla pelada tiene un sabor delicado y suave.

La lenteja amarilla pelada se puede utilizar de diversas formas en la cocina. Una de las formas más comunes de utilizarla es en la preparación de cremas o sopas, ya que su textura suave se mezcla fácilmente con otros ingredientes. También se puede utilizar para preparar hamburguesas o albóndigas vegetarianas, ya que al quitar la piel, se obtiene una consistencia más compacta que se puede moldear y cocinar fácilmente.

¿Qué es mejor, garbanzos con piel o sin piel?

¿Qué es mejor, garbanzos con piel o sin piel?

Garbanzos con piel o sin piel, ¿qué opción es mejor? La verdad es que no hay una respuesta definitiva, ya que la decisión de comer los garbanzos con o sin piel depende del gusto personal de cada individuo. Algunas personas prefieren quitar la cáscara de los garbanzos antes de cocinarlos, ya que consideran que la piel puede ser un poco dura y afectar la textura del plato final. Sin embargo, muchos no lo saben, pero nutricionalmente se recomienda comerse la piel de los garbanzos.

La piel de los garbanzos es rica en fibra, lo que ayuda a mejorar la digestión y promueve la sensación de saciedad. Además, contiene nutrientes importantes como vitaminas del grupo B, hierro, zinc y magnesio. Al no quitar la piel, se conservan todos estos beneficios nutricionales. Además, la piel también aporta textura y sabor a los garbanzos, lo que puede ser apreciado por aquellos que disfrutan de una comida con más mordida.

¿Qué tipo de legumbres hay?

¿Qué tipo de legumbres hay?

Principales legumbres

Existen diferentes tipos de legumbres que se consumen en todo el mundo. Algunas de las legumbres más comunes son:

  • Alfalfa (Medicago): Las hojas y los brotes jóvenes de la alfalfa se utilizan como alimento. Son ricas en proteínas, vitaminas y minerales.
  • Almorta (Lathyrus): Es una legumbre que se cultiva en algunas regiones de España. Se consume principalmente como harina o en forma de guisos.
  • Guisantes arveja, alverja o chícharo (Pisum sativum): Los guisantes son una de las legumbres más populares y se utilizan en una variedad de platos, desde ensaladas hasta sopas y guisos.
  • Fríjol poroto, judía, alubia o habichuela (Phaseolus vulgaris): Los frijoles son una excelente fuente de proteínas, fibra y minerales. Se utilizan en una amplia variedad de platos, como chili, frijoles refritos y ensaladas.
  • Garbanzos (Cicer arietinum): Los garbanzos son una legumbre muy versátil y se utilizan en platos populares como el hummus, el falafel y el cocido.
  • Habas (Vicia faba): Las habas son una legumbre muy nutritiva y se utilizan en una variedad de platos, desde sopas y guisos hasta ensaladas y purés.
  • Ejote judía verde, chaucha, vainica, vainita o poroto verde (Phaseolus vulgaris): Los ejotes son una legumbre muy consumida en todo el mundo. Se pueden comer crudos, cocidos o enlatados.

Estas son solo algunas de las legumbres más populares, pero existen muchas otras variedades como las lentejas, los azuki, los frijoles negros, entre otros, que también son muy nutritivos y se utilizan en diferentes tipos de cocina.

¿Qué significa pasar las legumbres por un cedazo?

¿Qué significa pasar las legumbres por un cedazo?

Pasar las legumbres por un cedazo significa separar el hollejo de las legumbres, es decir, eliminar la parte externa y fibrosa que cubre las semillas. Esto se hace utilizando un cedazo, que es un utensilio de cocina con agujeros pequeños que permite separar las partes más gruesas de los alimentos.

Al pasar las legumbres por un cedazo, se consigue una textura más suave y ligera, lo que facilita la digestión y la absorción de los nutrientes. Además, al eliminar el hollejo, también se reduce el tiempo de cocción de las legumbres, lo que resulta práctico en la preparación de platos como purés, sopas o guisos.

Es importante destacar que este proceso de pasar las legumbres por un cedazo es especialmente recomendado para los niños y niñas pequeños, ya que su sistema digestivo aún está en desarrollo y puede resultar más difícil digerir el hollejo. Sin embargo, en el caso de los adultos, no es necesario realizar este paso y se pueden consumir las legumbres con su hollejo, ya que esta parte también aporta fibra y otros nutrientes beneficiosos para la salud.

¿Qué otro nombre reciben las habichuelas?

Las habichuelas, también conocidas como judías, son un tipo de leguminosa que se caracteriza por su forma alargada y su textura tierna. En función del país de origen, reciben diferentes nombres, como bean en inglés o frijol en algunos países de Latinoamérica.

En España, las habichuelas también reciben distintos nombres según la región de la que proceden. En la zona norte del país, se les conoce como fabes y son muy populares en la cocina asturiana. En Cataluña, se les llama mongetes y son un ingrediente esencial en platos como el fricandó. En la Comunidad Valenciana, se conocen como bajocas y en Navarra se llaman pochas. Por último, en la región de La Rioja, se denominan caparrones y son una parte fundamental del plato típico de la zona, la patatas a la riojana.

Scroll al inicio