Deliciosa crema coagulada con bollos: una combinación irresistible

¿A quién no le gusta disfrutar de una deliciosa crema coagulada acompañada de unos esponjosos bollos? Esta combinación irresistible es perfecta para cualquier momento del día, ya sea para el desayuno, la merienda o incluso como postre después de una buena comida. La suavidad y dulzura de la crema se fusiona a la perfección con la textura esponjosa de los bollos, creando un bocado que te hará querer repetir una y otra vez.

¿Qué otro nombre tiene la crema espesa?

La crema espesa, también conocida como crema doble, es un tipo de crema láctea que se caracteriza por tener un alto contenido de grasa. Generalmente, la crema doble tiene un porcentaje de grasa del 48%, lo que la convierte en una opción muy cremosa y consistente.

Este tipo de crema es ampliamente utilizada en la cocina para elaborar diversas preparaciones. Su textura espesa y cremosa la hace ideal para hacer coberturas de pasteles y postres, ya que aporta un sabor suave y untuoso. Además, la crema espesa es muy apreciada en la repostería, ya que agrega cremosidad a los helados, natillas y rellenos de tartas.

¿Dónde comprar crema de cornualles?

¿Dónde comprar crema de cornualles?

Puedes comprar crema de cornualles en varios lugares. Uno de los lugares más comunes para encontrarla es en las panaderías o pastelerías locales. Muchas de ellas ofrecen crema de cornualles como parte de su selección de pasteles y postres. También puedes encontrarla en algunas tiendas de comestibles o supermercados que tengan una sección de productos de panadería.

Otra opción es hacer tu propia crema de cornualles en casa. Puedes encontrar recetas en línea o en libros de cocina que te guiarán paso a paso en el proceso de hacer esta deliciosa crema. Hacerla en casa te permitirá personalizarla según tus preferencias y asegurarte de que esté hecha con ingredientes frescos y de calidad.

Receta de crema de cornualles casera

Receta de crema de cornualles casera

Aquí tienes una receta sencilla para hacer crema de cornualles casera:

  1. Ingredientes:
    • 500 ml de leche
    • 100 g de azúcar
    • 3 yemas de huevo
    • 25 g de maicena
    • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  2. Preparación:
    • En una olla, calienta la leche a fuego medio hasta que esté caliente pero no hirviendo.
    • En un tazón aparte, mezcla las yemas de huevo, el azúcar y la maicena hasta que estén bien combinados.
    • Agrega lentamente la leche caliente a la mezcla de yemas de huevo, revolviendo constantemente para evitar que se formen grumos.
    • Vuelve a poner la mezcla en la olla y cocina a fuego medio-bajo, revolviendo constantemente, hasta que la crema espese y llegue a punto de ebullición.
    • Retira la olla del fuego y agrega la esencia de vainilla, mezclando bien.
    • Vierte la crema en recipientes individuales y déjala enfriar a temperatura ambiente antes de refrigerar durante al menos 2 horas.
    • Sirve fría y disfruta.

La historia detrás de la crema espesa

La historia detrás de la crema espesa

La crema espesa, también conocida como crema de cornualles, es un tipo de crema muy popular en el Reino Unido. Se caracteriza por su textura espesa y su sabor rico y cremoso. La crema de cornualles tiene sus raíces en la región de Cornualles, en el suroeste de Inglaterra, donde se ha consumido durante siglos.

La crema espesa se ha utilizado tradicionalmente para acompañar pasteles y postres, como scones y bollos. También se ha utilizado como ingrediente principal en recetas de postres, como tartas y pasteles. Su popularidad se ha extendido más allá de Cornualles y ahora se puede encontrar en todo el Reino Unido y en otros países.

La crema espesa se hace generalmente con leche fresca y se cuece a fuego lento para obtener su textura espesa característica. También se le puede agregar azúcar y otros sabores, como vainilla, para realzar su sabor. La crema de cornualles es apreciada por su sabor suave y su capacidad para complementar una amplia variedad de postres.

La combinación perfecta: crema de cornualles con bollos

Una de las combinaciones más clásicas y deliciosas es la crema de cornualles con bollos. Los bollos, también conocidos como scones, son panecillos dulces o salados que se hornean y se sirven tradicionalmente con mermelada y crema. La combinación de la crema espesa con los bollos recién horneados crea un equilibrio perfecto entre lo dulce y lo cremoso.

Para disfrutar de esta deliciosa combinación, simplemente corta un bollo por la mitad, úntale una capa generosa de crema de cornualles y agrega una cucharada de mermelada de tu elección. El resultado es un bocado delicioso y reconfortante que es perfecto para disfrutar en una tarde de té o como postre.

¿Qué hacer con la crema espesa sobrante?

Si te ha quedado crema espesa sobrante, no tienes que desecharla. Hay muchas formas creativas de aprovecharla y disfrutarla al máximo. Aquí tienes algunas ideas:

  • Úsala como relleno para tartas o pasteles. La crema espesa es perfecta para rellenar tartas o pasteles de frutas, chocolate o crema.
  • Agrega un poco a tu café o té para darle un toque de sabor cremoso.
  • Úsala como cobertura para panqueques, gofres o crepes.
  • Agrega un poco a tu tazón de frutas o cereales para darle un toque extra de sabor y cremosidad.
  • Úsala como ingrediente en batidos o smoothies para darles una consistencia más espesa y cremosa.

Estas son solo algunas ideas, pero las posibilidades son infinitas. La crema espesa es un ingrediente versátil que puede agregar sabor y textura a una variedad de platos dulces. ¡Experimenta y diviértete creando nuevas recetas!

Scroll al inicio