Congelar aguacate con cáscara: la forma perfecta de conservarlo por más tiempo

Sí, el aguacate se puede congelar tranquilamente y no pasa nada. Lo único que pierde, quizá, es un poco su textura firme. Cuando lo congelamos, la carne tiende a ablandarse ligeramente, pero eso es todo.

Si te has encontrado en la situación de tener un exceso de aguacates y no quieres que se echen a perder, congelarlos es una excelente opción. De esta forma, podrás disfrutar de aguacate fresco en cualquier momento, sin tener que preocuparte por su madurez.

A continuación, te mostramos diferentes métodos para congelar aguacate con cáscara:

  1. Método 1:
  2. Congelar aguacate entero con cáscara

    Este método es muy sencillo. Solo necesitas seguir estos pasos:

    1. Lava bien el aguacate para eliminar cualquier suciedad.
    2. Coloca el aguacate en una bolsa de plástico con cierre hermético.
    3. Exprime el aire de la bolsa antes de cerrarla.
    4. Etiqueta la bolsa con la fecha de congelación.
    5. Coloca la bolsa en el congelador.
  3. Método 2: Congelar aguacate en rodajas o trozos
  4. Este método es ideal si quieres tener aguacate listo para utilizar en ensaladas, guacamole u otros platos:

    1. Corta el aguacate por la mitad y retira el hueso.
    2. Pela el aguacate y córtalo en rodajas o trozos.
    3. Coloca las rodajas o trozos en una bandeja forrada con papel film o papel encerado.
    4. Cubre la bandeja con papel film y colócala en el congelador durante unas horas, hasta que las rodajas o trozos estén congelados.
    5. Transfiere las rodajas o trozos congelados a una bolsa de plástico con cierre hermético.
    6. Etiqueta la bolsa con la fecha de congelación.
    7. Coloca la bolsa en el congelador.
  5. Método 3: Congelar aguacate en puré
  6. Si prefieres tener aguacate en forma de puré para utilizar en recetas, este método es el indicado:

    1. Corta el aguacate por la mitad y retira el hueso.
    2. Pela el aguacate y colócalo en un procesador de alimentos.
    3. Añade un poco de limón o jugo de limón al aguacate para evitar que se oxide.
    4. Procesa el aguacate hasta obtener un puré suave.
    5. Transfiere el puré de aguacate a una bandeja forrada con papel film o papel encerado.
    6. Cubre la bandeja con papel film y colócala en el congelador durante unas horas, hasta que el puré esté congelado.
    7. Transfiere el puré congelado a una bolsa de plástico con cierre hermético.
    8. Etiqueta la bolsa con la fecha de congelación.
    9. Coloca la bolsa en el congelador.

Recuerda que el aguacate congelado puede durar hasta 3 meses en el congelador. Para descongelarlo, simplemente coloca las rodajas, trozos o puré de aguacate en el refrigerador durante unas horas antes de usarlo.

¿Cómo congelo aguacates enteros?

Lo ideal es congelar el aguacate machacado. Para empezar, deberás lavar la pieza entera de aguacate previamente. Una vez esté bien limpio, pélalo. El mejor truco para sacar bien la piel de esta fruta es realizar un corte por la mitad de la pieza, alrededor de la semilla. Luego, gira ambas mitades en direcciones opuestas para separarlas. Utiliza una cuchara para quitar la semilla.

A continuación, coloca la pulpa del aguacate en un recipiente y aplástala con un tenedor hasta obtener una consistencia homogénea. Puedes añadir un poco de jugo de limón para evitar que se oxide y oscurezca. Si deseas, también puedes agregar sal u otras especias para mejorar el sabor.

Una vez que tengas la pulpa de aguacate machacada y condimentada a tu gusto, puedes colocarla en bolsas de congelación o en recipientes herméticos aptos para congelar. Asegúrate de dejar un poco de espacio en el envase, ya que el aguacate se expandirá al congelarse. Etiqueta cada bolsa o recipiente con la fecha de congelación para poder controlar su tiempo de almacenamiento.

¿Cuánto tiempo se puede congelar el aguacate?

¿Cuánto tiempo se puede congelar el aguacate?

El aguacate se puede congelar por un período de tiempo prolongado sin perder sus propiedades nutricionales y sabor, pero es importante tener en cuenta que la textura de la carne puede verse afectada. Se recomienda congelar aguacates maduros, ya que los aguacates verdes pueden no madurar adecuadamente después de descongelarlos.

Para congelar el aguacate, se debe cortar por la mitad y quitar la semilla. Luego, se puede pelar o dejar la piel, dependiendo de las preferencias personales. Después de cortar el aguacate, se puede rociar con jugo de limón para evitar que se oxide. A continuación, se envuelve herméticamente en papel film o se coloca en una bolsa de congelación y se guarda en el congelador.

Es importante mencionar que, una vez descongelado, el aguacate puede tener una textura más frágil en comparación con un aguacate fresco. Sin embargo, sigue siendo adecuado para usar en salsas, guacamole o como aderezo para ensaladas. Es recomendable consumir el aguacate descongelado lo antes posible para disfrutar de su mejor sabor y textura.

¿Cómo guardar el aguacate para que se conserve?

¿Cómo guardar el aguacate para que se conserve?

Una vez cortado el aguacate, su pulpa se oscurece debido a la oxidación. Sin embargo, existen trucos para evitar que esto ocurra y así poder conservarlo por más tiempo. Una opción es guardar el aguacate en la nevera. Para ello, se debe cortar el aguacate por la mitad, retirar el hueso y envolver cada mitad con papel film o colocarlas en un recipiente hermético. Al mantenerlo en frío, se ralentiza el proceso de oxidación y el aguacate se mantendrá fresco durante varios días.

Otro truco para conservar el aguacate consiste en utilizar aceite de oliva. Después de cortar el aguacate, se puede colocar la parte expuesta boca abajo sobre un plato con una fina capa de aceite de oliva en el fondo. Esto ayudará a crear una barrera que evite la entrada de aire y ralentice la oxidación. Además, el aceite de oliva también ayuda a mantener la textura del aguacate. Otra opción es guardar el aguacate en un tupper de vidrio junto a una cebolla partida. La cebolla emite un gas llamado etileno que ayuda a retrasar la maduración del aguacate y, por lo tanto, a conservarlo por más tiempo.

¿Cómo descongelar el aguacate?

¿Cómo descongelar el aguacate?

La forma más común y sencilla de descongelar un aguacate es sumergirlo en agua caliente. Para hacerlo, llena un recipiente con agua a una temperatura adecuada, no demasiado caliente pero lo suficientemente caliente como para que el aguacate se descongele rápidamente. Luego, coloca el aguacate en el agua y déjalo reposar durante unos minutos. El tiempo de descongelación dependerá del tamaño del aguacate, pero generalmente no debería tomar más de 10-15 minutos.

Mientras esperas a que el aguacate se descongele, puedes preparar los demás ingredientes o condimentos que desees utilizar. Una vez que el aguacate esté blando al tacto, puedes cortarlo por la mitad y extraer la pulpa con una cuchara. Si el aguacate aún está un poco frío en el centro, puedes dejarlo reposar unos minutos más o utilizar un cuchillo para cortar las partes más duras.

Es importante tener en cuenta que el aguacate descongelado puede tener una textura ligeramente diferente al aguacate fresco. Esto se debe a que el proceso de congelación puede afectar la consistencia del aguacate, volviéndolo un poco más suave. Sin embargo, esto no afectará el sabor ni la calidad del aguacate, por lo que aún puedes disfrutar de su delicioso sabor y beneficios para la salud.

Scroll al inicio